Introduce los ejercicios pliométricos en tus entrenamientos

Confieso que hasta ahora no le ha dado su verdadera importancia. Al entrenar nos concentramos en distintos tipos de trabajos, pero olvidamos lo fundamental que es para los corredores los ejercicios pliométricos, al permitirnos mejorar la potencia y la velocidad.

Los especialistas coinciden en que incorporar este tipo de actividad en los planes de preparación ayuda a mejorar el ritmo y eleva la eficiencia al correr.

Estos ejercicios buscan contraer los músculos para después estirarlos al máximo,

En la página web www.sonyafitnessmusculación.com leo que “esto se conoce como el ciclo de estiramiento-acortamiento. Durante este tramo, ocurren muchas cosas, pero una de los más importantes es el almacenamiento de la energía… Cada músculo se conecta a un hueso por un tendón. El músculo y, especialmente, el tendón, almacena energía cuando se estira. Cuando se produce la acción resultante, ocurre con más fuerza o la velocidad y explosividad de lo normal.

Un ejemplo de esto durante un deporte sería lanzar una pelota de béisbol. El brazo se mueve hacia atrás (estiramiento) y luego viene inmediatamente hacia adelante (acción). Del mismo modo, al saltar, nadie salta de un punto muerto. El mismo tramo de ciclo de acción se repite. Una posición en cuclillas rápida (estiramiento) es seguida inmediatamente por el salto (acción)”.

A continuación cinco ejercicios pliométricos para corredores:

  1. Salto al Cajón. Se debe caer sobre el cajón con los pies separados y las rodillas flexionadas. Antes de descender se alinea todo el cuerpo. Se baja con un nuevo salto o con un paso hacia atrás. Para los principiantes conviene mejor subir primero un pie al cajón y luego el otro.
  2. Salto en zancadas largas. Da una zancada de manera que las piernas quedan una delante y otra detrás formando un ángulo de 90º. Hazlo en una recta de unos 60 metros. Los saltos deben ser continuos.
  3. Saltar a una pierna sobre el cajón. Es más complicado que el primer ejercicio, pues el salto se hace con una sola pìerna, aunque se caiga sobre el cajón con ambas.
  4. Salto de rana. Desde una posición sentada se salta hacia adelante. Se balancean las manos hacia arriba. Se debe ir lo más lejo posible y no lo más alto. Este salto es de manera continua.
  5. Rodillas al pecho. Se salta con la punta de los pies y también se cae en punta. Los talones no tocan el piso.

Twitter, Instagram y Facebook: @42kilometros

Lee también:

En el día de las Madres Whinton Palma y Ana Castillo primeros en 10K Gatorade

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.