Kipchoge y su reto Ineos 1.59: “Quiero demostrar que ningún ser humano tiene límites”

Todo parece indicar que la mañana del sábado 12 de octubre, el keniata Eliud Kipchoge intentará por segunda ocasión convertirse en el primer hombre en la historia en bajar de las 2 horas en un maratón.

A diferencia de cuando en 2017 lo hizo en el circuito de Monza, en Italia, en el llamado reto Nike Breaking 2, donde finalizó en 2:00.25, para esta ocasión sí se siente mentalmente preparado.

«He estado analizando el reto y creo que desde mi experiencia de Monza estoy en una posición mucho mejor para correr 26 segundos más rápido y hacer historia. Siempre he tenido una profunda creencia de que todo es posible y mi confianza ha crecido en el tiempo. Me siento optimista de que con la preparación y planificación correcta y completando cada sesión larga, cada fartlek y cada trabajo de pista estaré preparado«, explica el plusmarquista mundial.

Y razones le sobran para confiar. Cuando en 2017 intentó el Breaking2, su mejor registro personal  era 2:03.05, mientras que hoy día es el hombre con las dos mejores marcas de la historia. Logró en el maratón de Berlín 2018, el récord del mundo para la distancia con 2.01.39, y hace apenas dos meses ganó Londres con 2.02.37.

El nuevo desafío de Kipchoge ya no será en la soledad de un circuito automovilístico sino en la calle. El reto Ineos 1:59 será en Viena, en el famoso Parque del Prater. Se trata de una carretera llena de árboles que ida y vuelta totalizan 8,6 kilómetros, con un amplio giro en las redomas de Lusthaus y Praterstern.

Entre las razones que la organización ha señalado para elegir Viena está en que se trata de un recorrido rápido, muy plano, con mínimas variaciones que van de 1,6 a 4 metros. Además las condiciones climatológicas son ideales, buena anchura de la calle que posibilita la presencia de público y el aire fresco que ofrecen los árboles de esa larga recta.

Kipchoge, cuya familia ha sido su principal apoyo durante su carrera, contará con un gran grupo de liebres que se irán turnando durante la carrera para llevarle al ritmo adecuado, una de las muchas razones para que no sea reconocido como un récord mundial oficial para la IAAF.

«Es una ocasión de oro para mí de hacer historia y mostrar que ningún humano tiene límites. Estoy visualizando las dos horas. Estoy deseando de que llegue el reto«.

Twitter, Instagram y Facebook: @42kilometros

Lee también:

Maratones en forma virtual toman auge en el mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.