Gabriele Grunewald, la corredora que en su lucha contra el cáncer inspiró a varias generaciones

Al final pudo más el cáncer. Gabriele Grunewald es un ejemplo de esas historias que inspiran para seguir adelante. Corrió tanto como pudo para que esa enfermedad no acabara con sus sueños. Sufrió cuatro tipos de cáncer y entre algunos de ellos pudo establecer sus mejores registros personales. Se apoyó en las redes sociales para contar lo que vivía pero también para inspirar.

Hace 10 años, cuando apenas era una joven corredora que terminaba su carrera en la Universidad de Minnesota  fue diagnosticada con un carcinoma adenoide quístico, un cáncer que generalmente se encuentra en las glándulas salivales.

Se sometió a una cirugía y radiación. Luego de un año regresó a las pistas y fue segunda en los campeonatos de la asociación de atletas universitarios (NCAA por su sigla en inglés), cuando corrió  su mejor marca personal en 1.500 metros, que más tarde bajaría ampliamente: 4.12.06.

Después de salir de la Universidad firmó un acuerdo de patrocinio con Brooks y pasó a profesional. En octubre de 2010 enfrentó un cáncer de tiroides. Tras la cirugía y la terapia regresó a correr y  consiguió importante registros entre los 800 y los 5.000m. En los Trials Olímpicos de 2012 estuvo a punto de apuntarse para las Olimpiadas de Londres. Clasificaban tres y arribó de cuarta en los 1.500 metros. Un año más tarde, en Mónaco, correría en 4:01.48 los 1.500m.

Gabriele Grunewald, una corredora y una inspiración
Gabriele Grunewald, una corredora y una inspiración

Fue campeona estadounidense de 3.000 metros en pista cubierta en 2014 y sus marcas la situaban en el puesto número 12 de las mujeres estadounidenses más rápidas de la historia por encima de los 1.500 metros.

Mientras se prepara para los Olímpicos de Río de Janeiro, el cáncer regresó y el 16 de agosto de 2016 escribió en las redes sociales que  tenía un gran tumor.

“La recurrencia metastásica del carcinoma adenoide quístico que me diagnosticaron y recuperé por primera vez en 2009. Cuando eres un superviviente del cáncer, no hay que negarlo. Debes vivir para poder seguir adelante con tu vida, creer de manera positiva y optimista que nunca volverá y que vivirás una vida saludable, larga e ininterrumpida”, escribió en Instagram.

Fundación Brave Like Gabe

Otra vez entró a quirófano y más de la mitad de su hígado le fue extirpado. Apenas pudo volvió a correr. Sin embargo, al poco tiempo se enteró de la presencia de pequeños tumores en su hígado, pero igual siguió corriendo. Lo hizo en las mejores pruebas de Estados Unidos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Gonna need you guys to send me some extra #Brave vibes tonight as I am so, so very bummed that I won’t be able to make it to the @bravelikegabe 5k tomorrow — because I am in the hospital with an infection and need a procedure done bright & early in the AM. Literally the worst timing ever but I’m working with an all-star crew of friends, family, sponsors, and the ACCRF to make sure it’s a great race in St. Paul. . It’s not lost on me that maybe this is one of the most poignant ways to show just how critical research is. Cancer is nothing if not incredibly inconvenient and we need more options. I wish I didn’t have to show it in this way because there’s so many people I’d love to meet and catch up with tomorrow (including my grandma who I don’t see very often ❤️). . But I’m gonna be brave and fight these fevers and hopefully the procedure will help me out big time. 🙏 Prayers very much welcome. . Have a heck of a time out there and celebrate what you’ve helped support and accomplish through the research grant! So overwhelmed by the love and I can’t wait to hear the recap. ❤️ #bravelikegabe5k #bebrave #rarecancerresearch

Una publicación compartida por gabriele anderson grunewald (@gigrunewald) el

En los días más negros, trato de centrarme en las cosas buenas que tengo en la vida y correr es una de las que más me emociona volver a hacer«, dijo.

Como era de esperarse los efectos de la quimioterapia se acumularon en su organismo y cada vez quedaba más atrás. Pero no dejaba de correr. Sabía que era una inspiración para la gente.

Gabriele Grunewald creó en 2018 la Fundación “Brave Like Gabe”, destinada a apoyar la investigación del cáncer y de impulsar la actividad física como una vía para luchar contra él. Organizó carreras de calle con esa finalidad.

El 27 de septiembre de ese año escribió: “No puedo reclamar poderes curativos, súper fuerza o invisibilidad, ¡aunque me gustaría poder hacerlo! El único súper poder que puedo reclamar es simplemente resiliencia: adaptarse a los desafíos de la vida, recuperarse de la adversidad. Desarrollar la capacidad de recuperación a lo largo de los años ha sido más que una opción, un instinto de supervivencia, pero ha sido fundamental para mi avance en mi vida con cáncer”.

A pesar de las adversidades correr la mantenía viva y eso lo quiso transmitir con su ejemplo
A pesar de las adversidades correr la mantenía viva y eso lo quiso transmitir con su ejemplo

El 2019 fue un año complicado y su interacción en las redes sociales bajó. El 22 de abril, luego de 10 años de su lucha contra el cáncer, declaró a Runner’s World que mantenía sus esperanzas para competir en los Trials Olímpicos de 2020. Lamentablemente no fue posible. El martes 11 de junio falleció a los 32 años en Minneapolis (Estados Unidos).

Twitter, Instagram y Facebook: @42kilometros

Lee también:

Una prótesis para Maique

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.