Trabaja por lo que quieres en el 2019

Cada vez que empieza un año vienen nuevas metas y resoluciones que nos proponemos para mejorar o cambiar en algún aspecto. Para poder alcanzarlas necesitamos un plan de acción.

La nutricionista Andrea Gilmond te plantea un reto distinto para este año, cambio de hábitos y no dietas estrictas y poco realistas. A continuación encontrarás seis puntos claves para empezar con buen pie el 2019.

  1. ¿Qué quieres lograr? 

Analiza qué es lo que realmente deseas para poder colocarle todas tus energías a ese sueño. Mejorar tu composición corporal, bajar de peso y aprender a comer más saludable suelen ser propósitos frecuentes.

  1. Plantea metas

Las metas deben contar con ciertas características: ser específicas, alcanzables y realistas. Es decir, si tu propósito es bajar de peso, plantéate metas más pequeñas para lograr tu objetivo tales como: consumir 4 porciones de vegetales al día, no consumir azúcar, hacer 4 veces a la semana ejercicio por 45 minutos, además, es importante que establezcas cuantos kilos o centímetros te gustaría bajar. Muchas veces el fallo viene porque nos planteamos objetivos irrealistas o muy amplios, tipo, “quiero perder peso”, pero falta definir preguntas como: ¿cuánto voy a bajar? ¿cómo voy a bajar de peso? ¿cuánto tiempo necesito para llegar al peso que quiero?

  1. Organízate

La planificación y la organización van a ser tus mejores amigos. Mientras tengas menos improvisación en tu alimentación vas a poder cumplir con el plan de una mejor manera. Cocina a granel para toda la semana y guárdalo en la nevera ya en porciones, haz una lista de compras de todos los alimentos que te gustaría incluir en tu plan, regala los productos como chucherías, chocolates o dulces para evitar la tentación de consumirlos. Lleva contigo siempre una botella de agua y snacks como mandarinas, manzanas, frutos secos sin sal y yogurt para cuando sales de tu casa. Organiza tu actividad física, realiza por lo menos una rutina de 45 minutos a 1 hora diaria. Opino que hacer ejercicio en la mañana es la mejor opción, de esa manera cumples y no hay excusas de tiempo.

  1. Sé amable contigo

Si el plan en algún momento dado no sale como lo habías pensado, no te preocupes y vuelve a retomar. Eres humano, aprende de lo ocurrido y evoluciona. La determinación es clave.

  1. Visualiza y enfócate

Mantén siempre el foco de lo que quieras lograr, visualízate alcanzando tu meta. La visualización es una de las herramientas más poderosas, el creer que puedes lograr todo lo que te propongas. Confía en tí y siempre ten la mirada fija en tu objetivo. Disfruta del camino y enfócate en él, diariamente necesitas poner esfuerzo y energía a eso que quieres. Muchas veces pensamos que comernos ese dulce o chocolate no marca la diferencia, pero recuerda que comernos ese dulce diariamente no te apoya a lo que quieres lograr y es un placer momentáneo. No va ser fácil ni cómodo, pero no es imposible.

  1. Haz y sigue haciendo

Muchas veces nos rendimos cuando estamos a punto de alcanzar nuestro propósito, debes ser paciente y persistente. Una manera de comprometerte más con tu objetivo, es contarle tus planes a tus seres queridos, pueden ser una red de apoyo para los momentos en que no estés tan animado. ¡Rétate! Recuerda que las grandes cosas nunca vienen desde nuestra zona de confort.

Contacto: Nutricionista Andrea Gilmond @eating4winning

Twitter, Instagram y Facebook: @42kilometros

Lea también:

Comida pre competencia o pre entrenamiento: ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.