Evita correr si padeces de artrosis de rodilla

La artrosis es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones. Provoca dolor, inflamación e impide que se puedan realizar con normalidad algunos movimientos cotidianos. Es frecuente que se localice en manos, rodillas, cadera o columna vertebral.

Las articulaciones permiten la conexión entre dos huesos, cuyos extremos están recubiertos por un tejido (cartílago) que funge como una especie de amortiguador. La artrosis provoca su deterioro y ocasiona que los huesos se vayan desgastando.

Contrariamente a lo que muchas personas piensan, la artrosis no es una enfermedad exclusiva de la vejez. Cualquiera puede padecerla, aunque es más común en la mujer, las personas sobre los 50 años y en aquellos genéticamente predispuestos.

No obstante, el sobrepeso acelera el desgaste, sobre todo en los cartílagos de las rodillas. Asimismo está asociado con alteraciones en los niveles en sangre de hormonas como la leptina y la interleu-kina-1, que aumenta el riesgo de artrosis.

Las personas con sobrepeso cercano a un 20% respecto a su peso ideal tienen entre 7 y 10 veces más riesgo de padecer de artrosis de rodilla. Es decir, la pérdida de peso puede ayudar a prevenir esta enfermedad o bien aliviar los síntomas una vez que la artrosis se desarrolló.

Un reciente estudio de la Universidad John Hopkins de Estados Unidos reportó que con solo bajar 7 kilos se pueden disminuir en un 50 % de los síntomas de la artrosis de rodilla.

El ejercicio físico también puede evitar la aparición de la artrosis por dos razones:

Mayor quema de calorías para combatir el sobrepeso y mayor movilidad, lo que previene la destrucción del cartílago articular y mejora su nutrición.

Si la artrosis está instalada en la persona, el ejercicio debe ser de bajo o nulo impacto como la natación, el ciclismo, pilates, o simplemente caminar. Nada de correr.

¿Has sentido alguna molestia en tus articulaciones?

Twitter, Instagram y Facebook: @42kilometros

Lea también:

Aplica calor para minimizar las contracciones musculares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.